PROYECTO MICRO-FINANCIADO EN VERKAMI

Tutty es un juego didáctico que promueve el respeto a la diversidad afectiva, sexual y familiar, ofreciendo modelos alternativos de convivencia.

Audiovisual promocional para Verkami

Tutty, un juego de familias diversas

Tutty es un juego didáctico que promueve el respeto a la diversidad afectiva, sexual y familiar.

Contribuye a la superación de los prejuicios y estereotipos de género ofreciendo modelos alternativos de convivencia. Sobre todo, pretende que niños y niñas aprendan que las relaciones familiares se fundan en el cariño, el cuidado y el respeto; y si eso se cumple, ¡estás de suerte con tu familia!

A Tutty se puede jugar en grupos de dos o de cuatro personas, y se recomienda a partir de los 8 años de edad.

El objetivo del juego es completar una familia y para ello se dispone de 28 personajes diversos. Una familia se forma con un mínimo de 6 personajes, con lo que existe una infinidad de combinaciones posibles.

La baraja cuenta también con 12 cartas de acción, que representan las cosas que les ocurren a las familias, como por ejemplo una mudanza,  un divorcio o una enfermedad, y que aportan al juego estrategia y  lo hacen más interesante.

Equipo

 

¿De dónde venimos? ¿Adónde vamos? ¿Estamos solos en la galaxia o acompañados…?

 

Somos la gente de La Naturadora y de Eltakataka y, aunque no sabemos si estamos solos en la galaxia, sí que os podemos decir que en Tutty estamos muy bien acompañadas por Juan Lillo Simón y Amelia Celaya.

 

Juan es coeducador, referente en la elaboración de didácticas y buenas prácticas coeducativas, y no dudó ni un segundo cuando le propusimos embarcarse en esta aventura loca.

 

Amelia, nuestra compinche Asturiana, es la ilustradora a quien mareamos hasta niveles inimaginables y que, aún así, nos manda carajitos para endulzarnos los largos días de trabajo a destajo.

 

Venimos de La Peluca de Luca , nuestro cuento para valientes, ilustrado por Vicent Poquet. Venimos de un viaje impresionante donde hemos conocido a muchísimos niños y niñas que nos han enseñado que los limites de como ser y sentir los ponemos las personas adultas….

 

Ahora queremos seguir viajando con Tutty, nuestro juego de cartas de familias diversas. Y es que después de escribir un libro, en vez de plantar un árbol.., nos hemos echado al juego y hemos apostado por la diversión como mejor espacio de aprendizaje.

Con tacto